20 septiembre 2017

El glaucoma de ángulo abierto puede estar asociado con riesgo de embolia

Escrito por Rob Volansky

El glaucoma de ángulo abierto estuvo asociado con un incremento de riesgo de embolia, de acuerdo a los hallazgos de un estudio retrospectivo a 10 años.

En el estudio de cohorte de coincidencia de propensión, los investigadores seleccionaron a 1520 individuos de la base de datos del Korean National Health Insurance Service que habían sido diagnosticados con glaucoma de ángulo abierto entre enero de 2004 y diciembre de 2007. El estudio también incluyó 7570 controles. Ambos grupos fueron seguidos por incidencia de embolia durante el 2013.

Los individuos con glaucoma tuvieron un riesgo mayor de embolia comparados con los controles (p=0.017). Otros factores que elevaron el riesgo de embolia incluyen hipertensión, diabetes, falla renal crónica, fibrilación auricular, hiperlipidemia, aumento en la edad y género masculino.

En la cohorte de glaucoma de ángulo abierto, los individuos de 65 años o más tuvieron un mayor riesgo que los individuos jóvenes, y los hombres tuvieron más probabilidad que las mujeres de tener una embolia.

"La asociación entre glaucoma de ángulo abierto y embolia puede ser parcialmente explicada por factores de riesgo sistémicos comunes para estos dos desórdenes. La hipertensión y la diabetes son factores de riesgo bien conocidos para la embolia," dijero los investigadores.

"Considerando factores de riesgo comunes para dos enfermedades, el control de estos factores sistémicos puede ser importante para los pacientes con glaucoma de ángulo abierto, para la prevención del desarrollo de embolia al mismo tiempo que el manejo del glaucoma."

Referencia

Foto de Bergadder

13 septiembre 2017

El entrenamiento visual no ha probado mejorar la visión

Escrito por Celia Vimont.

Los ejercicios oculares a veces son recomendados para niños que están tendiendo dificultad aprendiendo a leer o escribir. Estos ejercicios con frecuencia son llamados entrenamiento visual o terapia visual. No hay prueba científica de que funcionen.

La Academia Americana de Oftalmología se reunió con otros grupos en 2014 para emitir una declaración sobre las terapias visuales. La declaración dice que:

"Actualmente, no hay una adecuada prueba científica que apoye la versión de que problemas oculares o visuales sutiles causen dificultades de aprendizaje. Más aún, las pruebas no apoyan el concepto de que las terapias visuales o los lentes pintados o filtros sean efectivos, directa o indirectamente, en el tratamiento de dificultades de aprendizaje. Así, la afirmación de que las terapias visuales mejoran la eficiencia visual no puede ser corroborada."

Ahora, los adultos que están tratando de mejorar su visión están empezando a usar ejercicios también. Todavía no hay pruebas de que los ejercicios oculares mejoren la visión.

Nuevas aplicaciones de ejercicios oculares en el smartphone afirman que ayudan a los adultos a dejar de usar los lentes de leer. Esas aplicaciones tampoco están probadas científicamente, de acuerdo a Stephen N. Lipsky, del Thomas Eye Group. El Dr. Lipsky es un oftalmólogo especializado en oftalmología pediátrica y estrabismo de adultos. "No hay prueba científica de que ningún programa de ejercicios oculares reduzcan o eliminen la necesidad de lentes," dice el Dr. Lipsky. Alrededor de los 40 años la mayoría de los adultos desarrollan presbicia, cuando el ojo pierde la habilidad para ver claramente cosas cercanas.

"No importa lo que haga, usted necesitará un poder cada vez más alto en sus lentes de leer a medida que envejece," dice. Otras opciones para tratar la presbicia incluyen lentes de contacto o cirugía refractiva.

Los ejercicios para los ojos no son efectivos para miopía, hipermetropía y astigmatismo.

La única condición que pueden mejorar los ejercicios oculares.

Los ejercicios oculares pueden ser útiles para una condición llamada insuficiencia de convergencia. Esto ocurre si los ojos no trabajar juntos cuando una persona intenta enfocar un objeto cercano. Esto hace difícil leer, por ejemplo. La terapia visual puede incrementar la habilidad de los ojos para trabajar juntos. El tratamiento para la insuficiencia de convergencia puede incluir "flexiones de lápiz". La persona enfoca en una pequeña letra en un lado del lápiz a medida que lo acerca cada vez más a su nariz. El oftalmólogo también puede recomendar ejercicios de enfoque que pueden hacerse con la computadora.

Los ejercicios oculares pueden no ser la respuesta para los ojos que envejecen, pero hay opciones si se está teniendo problemas para ver. Hable con su oftalmólogo acerca de la mejor manera para corregir su visión.

Referencia

Foto de Silviarita



06 septiembre 2017

Beneficios de usar lentes pintados despues de un golpe en la cabeza

Un nuevo estudio ha encontrado que el uso de lentes de sol facilita la sensibilidad a la luz en pacientes con concusión.

La investigación, publicada en la Revista de Entrenamiento Atlético, informó sobre los síntomas visuales de 51 pacientes con concusión que usaron gafas de sol con lentes de colores de diferentes tonos.

De los pacientes que experimentaron fotofobia, el 85% tenía un alivio en los síntomas al usar lentes pintados.

El autor del estudio, el Dr. Joe Clark, de la Universidad de Cincinnati, dijo a Optometry Today que el objetivo era ayudar al paciente de conmoción cerebral a sentirse mejor a medida que el cerebro se cura. "Los lentes de colores son como el yeso, pero para el cerebro", explicó. "Es temporal, pero evita más lesiones o dolor", agregó el Dr. Clark.

Además de utilizar gafas de color, otras estrategias recomendadas en la investigación para aliviar la fotofobia incluyen usar un sombrero de ala ancha al aire libre, ajustar la pantalla digital y la configuración del dispositivo a un tono y brillo adecuado o comprar filtros para pantallas.

Los investigadores no recomiendan usar gafas de colores mientras manejan, ya que ciertos colores pueden hacer que los semáforos o las luces del vehículo de emergencia sean difíciles de ver.

Referencia

Foto de 422737




30 agosto 2017

¿Hay límites en la cirugía láser después de la madurez?

Los mismos cambios en la visión que le hacen querer tirar los lentes pueden complicar la decisión de someterse a una cirugía. Aún si usted ha usado lentes de armazón o de contacto durante décadas, puede estar considerando someterse a una cirugía para corregir su visión. Los lentes de contacto pueden estar sintiéndose menos cómodos; quizás detesta usar lentes de leer; o tal vez finalmente tiene el dinero para buscar una visión clara instantánea del mundo en cuanto se levanta por la mañana o en cuanto saca la cabeza de la alberca.

Pero ¿qué tan recomendable es la corrección visual con láser en sus 50s, 60s, o más? Si sus ojos están saludables, la cirugía refractiva con láser puede brindar el resultado que busca. Pero los riesgos y beneficios cambian alrededor de la madurez, así que se necesita una evaluación completa y una asesoría verdadera acerca de lo que podría ganar o perder.

Tipos de cirugía refractiva láser.

Hay dos estructuras, el cristalino y la córnea, que desvían la luz para que enfoque en la retina, que es el tejido sensible a la luz en el fondo del ojo. La cirugía refractiva láser corrige la visión remodelando ciertas capas de la córnea. Es un procedimiento ambulatorio realizado mientras los ojos son anestesiados con gotas.

Los cirujanos tienen varias formas de llegar a la capa de la córnea que será tratada. La más conocida es LASIK (laser-assisted in situ keratomileusis), en la cual un instrumento de precisión, ya sea un microqueratomo automático o un láser de femtosegundo, corta una delgada capa de la córnea, dejando un lado pegado como bisagra. La capa se retira a un lado, y un láser preprogragamado remodela la córnea interna para corregir la visión, y después la capa se regresa a su posicion original. No se necesitan suturas.

Un número de alternativas al LASIK, conocidas como ablaciones de superficie, operan solo en la superficie de la córnea (el epitelio) antes de aplicar el láser.

En la queratotomía fotorefractiva (PRK), una sección del epitelio es removida completamente con un láser. En LASEK (laser epithelial keratomileusis), una solución de alcohol es aplicada para debilitar y aflojar el epitelio a fín de que el cirujano pueda suavemente moverlo hacia un lado y volver a acomodarlo después de la correción visual. En epi-LASIK, una pequeña lámina de epitelio es removida con un microqueratomo especial y se pone aparte (puede reponerse o no después de la cirugía). Después de los procedimientos de ablación de la superficie, se aplica un lente de contacto blando para proteger la córnea mientras sana (por lo general en 3 a 7 días).

La eleccion entre LASIK y algún otro procedimiento de ablación de superficie depende de su vista, el grosor de su córnea, y cualquier condición médica que pueda tener.

"Para la corrección más baja, con frecuencia recomendamos la ablación de superficie porque remover una lámina es potencialmente más proclive a trauma, infección, y la necesidad de retratamiento. Para altas correcciones, generalmente recomendamos LASIK porque los resultados visuales son mejores," dice el Dr. Roberto Pineda, profesor asistente de Oftalmología en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cirugía refractiva en el Massachusetts Eye and Ear Infirmary.

¿Qué pasa durante la cirugía LASIK?

LASIK es la cirugía refractiva láser más comúnmente realizada. Después de que el ojo es anestesiado, un microqueratomo crea una lámina del tamaño de un lente de contacto del epitelio de la córnea y el estroma (la capa media de la córnea). La lámina se acomoda a un lado para dejar expuesto el estroma. Un láser excimer remueve una cantidad precisa de estroma. La lámina se acomoda en su posición original. No se necesitan suturas.

Se recomienda buscar un oftalmólogo con mucha experiencia realizando el procedimiento y equipo moderno (menos de 10 años viejo). Si es posible, elegir uno que haya tenido entrenamiento en cirugía refractiva láser.

Antes de la evaluación usted necesitará dejar de usar sus lentes de contacto por un tiempo (una o dos semanas si usa lentes blandos; tres o cuatro semanas si usa lentes duros) porque distorsionan la forma de la córnea.

El cirujano evaluará a fondo sus ojos, incluyendo la forma, grosor, y la condición de la córnea; la producción de lágrimas; los errores de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo); el tamaño de las pupilas (las pupilas que se abren demasiado con poca luz tienen más posibilidad de percibir reflejos, halos y visión doble después de la cirugía refractiva); y la presencia de otras condiciones oculares que se vuelven más comunes con la edad.

Debido a que el paciente enfoca en una luz mientras el láser es aplicado, usted debe demostrar que es capaz de mirar a un solo punto por al menos sesenta segundos.

El cirujano también necesita saber acerca de su salud general y cualquier medicamento que esté tomando. La cirugía puede ser inapropiada debido a una enfermedad autoinmune o cualquier condición que le haga más propenso a infecciones. Puede ser que tenga que dejar de tomar ciertos medicamentos que impiden la cicatrización (como los esteroides), que causan ojo seco (como los antidepresivos y pastillas para la presión sanguínea), o que crean dificultades en la visión (como el medicamento para el corazón amiodarone).

Una franca discusión.

La mayoría de las personas están satisfechas con los resultados de la cirugía refractiva láser, pero es importante reconocer los posibles problemas y tener expectativas realistas.

Después de la cirugía, puede ser que tarde desde semanas hasta meses en que se estabilice la visión. En esos días, cerca del 75% de los pacientes alcanzan una visión de 20/20 o mejor, y más del 95% alcanzan una visión de al menos 20/40 (suficientemente buena para pasar el examen de manejo). Pero incluso un resultado de 20/20 en un examen de la vista puede no significar visión perfecta en la vida real, debido a que pueden desarrollarse problemas con la vision nocturna o dificultad en distinguir entre diferentes tonos de gris.

Algunas personas usan lentes de contacto duros gas-permeable porque su visión es más clara que con lentes de armazón. Si usted es una de esas personas, el oftalmólogo puede levantar una alerta amarilla, porque la cirugía refractiva con láser con frecuencia no puede igualar una visión tan nítida.

Después de la ablación de superficie, puede sentirse incomodidad, ardor y comezón a medida que el epitelio sana. El ojo seco es común después de la cirugía refractiva láser; generalmente mejora en pocos meses pero se vuelve persistente en más del 20% de los pacientes, con síntomas que van desde moderado hasta extremadamente molesto.

Inmediatamente después de la cirugía puede usted notar reflejos, halos o visión doble, especialmente de noche. Estos síntomas persisten por más de 6 meses en más del 20% de los pacientes, aunque los estudios indican que solo el 5% se sienten molestos al respecto.

Otros posibles problemas incluyen el desarrollo de un nuevo astigmatismo, una disminución en la habilidad para distinguir contrastes, y una sobre-corrección que requerirá el uso de lentes o una cirugía posterior. El sitio de la cirugía puede infectarse; la córnea puede inflamarse, causando visión borrosa (esto es más común después de la ablación de superficie); y en LASIK o LASEK, la lámina de epitelio puede desprenderse o quedar arrugada.

Infórmese usted mismo ampliamente acerca de los riesgos y asegúrese de que todas sus dudas son contestadas antes de tomar una decisión.

Referencia